jueves, marzo 05, 2009

Peticiones

Le pedí al Universo un músico para el que yo no fuera lo primero en su vida,
el Universo me trajo a un guitarrista que amaba a sus cuatro guitarras más que a mi.
Le pedí al universo un hombre fiel y el Universo puso a mis pies a un hombre encantador, con principios y con una insultante fidelidad... a su novia.
Le pedí al Universo un papá y el Universo me lo envió (a los 29 años).
Le pedí al Universo un hombre que buscara en mí algo más que sexo y el Universo me presentó a un hombre que nunca tuvo valor para tocarme.
Le pedí al Universo un trabajo que me dejara tiempo para mí y el Universo me mandó al paro.
La próxima vez que necesite algo, se lo pediré a Dios, no vaya a ser que el Universo me lo conceda.

12 comentarios:

jorge dijo...

Presentame a ese Juan Universo y le rompo las piernas.

Me parece que a ese nuevo tampoco le vas a sacar demasiado.

Pero me gustan las peticiones que haces.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Creo que me voy a pedir Juan Bourbon, Juan Scotch and Juan Beer...

jorge dijo...

Veo que agarraste la idea.

Sigues haciendo excelentes peticiones.

Ya puestos pidamos tambien un Juan Ribera de Duero, que parece de la nobleza y todo.

a-escena dijo...

Prueba a susurrar tus deseos en el hueco de una montaña, como el de "Deseando amar" (qué bonita peli...). Y después, una cerveza bien fresca.
Besos.

Libertad Kaiser dijo...

No te dijeron nunca que no pidas los deseos mientras acaricias la cola de un conejo?

The Wild Rose dijo...

Los deseos, amiga, los deseos.

La Oruga dijo...

Te recomiendo un paseo por los altares del Caos... igual por fastidiarte, te son de más utilidad ;)

jorge dijo...

Quiero aclarar a la nutrida concurrencia que si, algunas veces me llamaron conejo.
Es cierto que tambien tengo cola.
Pero es absolutamente falso que cuando Grace hacia sus peticiones me estuviera acariciando.



pd: I'sorry, no pude aguantar la tentacion.

Celestino Simón dijo...

Pues yo pedí ser un escritor, y a cambio me dejaron sin familia, sin amores, con deudas ahogadas en un océano de alcohol, y se ha cumplido todo menos lo de ser escritor. :P

Y ahí sí que es cierto: la esperanza es lo último que se pierde... :P

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Alguna vez Libertad, pero ya sabes lo obstinada que soy, algún día, algún día haré caso a los que me quieren y puede que incluso tome decisiones que me convengan,desde el principio. Tal vez...

A escena me voy a inclinar más por la sugerencia de mi querida amiga La Oruga, aunque sólo sea por lo que he puesto unas líneas más arriba.

Angel Simón (seguiré llamándote así, a no ser que me indiques lo contrario), si funciona esto del altar del caos, ya sabes...Me ofrezco como conejillo de Indias.

Y hablando de conejillos: Jajajajajjajajajajajajajjajajajajaa. Nos lo dejan a huevo...

Celestino Simón dijo...

No te indicaré lo contrario, aunque es fascinante que me salga un hermano gemelo de un heterónimo. :P:P

¿Sabías que el caos es en realidad la ley del mínimo esfuerzo, la tendencia del universo al minimalismo?

Aunque alguien dirá: bah, es la ley de los vagos... (Y puede que hasta tenga razón).

Me parto: conejillos... jajajjjjjajaja... que es el antónimo de miembrillos...

La mierda de los blogs es no tener una voz, porque parecería lo mío un monólogo del club de la comedia... :P:P

Libertad Kaiser dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.