lunes, marzo 09, 2009

Ajuste de cuentas

"Todo afecto que le estás dando a alguien que no se lo merece,
se lo estás quitando a quien se lo merece"
Esa es la razón por la que no te cogía el teléfono, Papá.

5 comentarios:

jorge dijo...

La frase me parece genial y contiene toneladas de sabiduria.

Y la de veces que perdemos el tiempo mimando a quien no se lo merece.

Tus escritos tienen un toque de dureza que asombra.

Me gusta tu concision y lo meridianamente claras que son tus ideas.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

A mi también me resulta así Jorge, la he tomado prestada de una amiga.
Dureza yo, qué curioso, si hasta un soplido me desestabiliza...Dureza, quién pudiera...
¿Concisión o vagancia? Quien sabe jejeje

La Oruga dijo...

Nena, no se espanta así a un admirador... con lo pocos que hay ultimamente!! ;)

The Wild Rose dijo...

Tan fácil de explicar que da miedo.

Libertad Kaiser dijo...

El afecto, entonces, es como la energía, se conserva anyway?