martes, octubre 11, 2005

El vestido de Marilyn


Hay vestidos que sólo se pueden poner una vez en la vida y por mucho que te empeñes en vestirlo de nuevo con la esperanza de ser tan feliz como el día que lo estrenaste, al ponértelo de nuevo descubres que no te sienta tan bien y que sería un sacrilegio volver a ponerlo y dejar que perdiera toda su magia, porque hay vestidos que son mucho más que eso y lo vuelves a colgar en el armario junto a la ropa que es sólo ropa...

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
euRia dijo...

La ropa nos transmite mucho, intento elegir la ropa de cada día según mi estado de ánimo ...

Un besito :o)

euRia
www.blogs.ya.com/euria2005

La Oruga dijo...

... y hay tacones... que saltan.

fran prados dijo...

Estoy muy de acuerdo con tu opinión de que todo es mejor la primera vez, aunque no solo la ropa...