lunes, agosto 01, 2005

En este lado del espejo

De oca a oca y tiro porque me toca pero hay que elegir, tomar una decisión y nunca sabes como saldrá, creo que acerté, para el suplente ya habrá más días, pero siempre sin, siempre sin, ya no sé si por elección, por obligación o por represión, tal vez él tenga razón y no sea tan hedonista como creo y sólo trate de encubrir mi represión, para alguien como yo descubrir que reprime sus instintos (por cobardía) es duro, tanto como que te quiten la máscara cuando más a gusto te sientes con ella y resquema tanto que te obliguen a mirarte a este lado del espejo, pero es mejor que vivir anestesiada por tu propia mentira y embriagada por la belleza de tu representación, ahogada en las dimensiones de tu teatro y recuerdo que en el camino del guerrero hacia el conocimiento el primer enemigo es el miedo y sigo pensando que el cobarde es un fingidor...

2 comentarios:

Coco dijo...

Quítate la máscara de una puta vez y deja ver esa cara tan dulce que sólo conocemos unos pocos,corasón.Besos mil

Marsala dijo...

Y al final... en el fondo... nos gusta tanto cuando la mascara se vuelve algo ridiculo y no necesario, cuando nos la arrancan de cuajo, casi como un violacion de la mentira.