viernes, agosto 05, 2005

El conejo blanco, talismán de talismanes

Ahora que no está la sombrerera me cuesta encontrar interlocutor para mis más surrealistas conversaciones que me llevan a alcanzar la lucidez máxima, pero consigo acercarme a ella cuando le escribo cartas mentalmente, así comprendí que el conejo blanco había sido una especie de amuleto que me había ayudado a perder el miedo, a liberarme y a reconciliarme con el género masculino, aunque todavía siga usando viejos mecanismos fallidos y repitiendo los mismos esquemas, como hoy que volví a desaparecer discreta y silenciosamente por no ser motivo de discordia y recordé haberlo hecho ya tantas veces, pero en esta hubo algo distinto de las demás...

4 comentarios:

gretelgris dijo...

Oh, sisi, muy cierto, es un conejo blanco con prisa pero hospitalario, llega y se va, pero vuelve; es un conejo mayordomo que abre las puertas, es un conejo blanco risueño y sudoroso, ¡y tiene música!
Mi voto y un brindis para el conejo blanco.

;-)

Anónimo dijo...

Clift: How Dems are harnessing the blogosphere
No fewer than three esteemed political reporters from The Washington Post were in the audience ... Two days earlier, an antiwar Democrat had come close to winning a special election in Ohio for a congressional seat assumed to be safe for Republicans.
Do You Like Software?... You're Going To LOVE This Site. Visit My Free Software Site!

Azena dijo...

La sombrerera esta buscando su sitio en el pais de la suerte. La liebre de marzo vuelve a casa el fin de semana. Y tiene muchas ganas de ver a Alicia...

Marsala dijo...

Tu voz tan cerca tan cerca tan cerca que me hace reir a carcajadas. Es tambien mi talisman secreto.