jueves, febrero 02, 2012

Casta y burra

Al fin lo has conseguido,
después de mucho rascar
te has hecho una herida tan fea,
tan grande
y tan poco sugerente
que no querrás que nadie te vea desnuda.
Ya te has asegurado
la castidad.

4 comentarios:

Eva y la manzana dijo...

Es como si quisiéramos auto-convencernos que nadie querrá estar con nosotros. Nosotros construimos nuestra jaula.
Un beso

dEsoRdeN dijo...

casi que no valía la pena...

begusa dijo...

ostras... auto-destrucción por convencimiento... qué miedo (y qué... tranquilidad?)

Adrián Rios dijo...

Las vírgenes lloran timidamente a modo de ocultar su verguenza en los bolsillos.