miércoles, agosto 22, 2007

Antes

A solas,
contemplo mis manos
y se me antojan pequeñas
para contener tanto.

Tengo los ojos llenos de ti,
aunque sea incapaz de mirarte
cuando tú me miras.

Y el estómago tan lleno
que llevo días sin poder comer.

Y mi cabeza plagada de notas
y yo reconociéndome como sinfonía.

Y mi sexo repleto,
aunque voraz.

Y mis recuerdos tan precisos
como fotogramas de una película vista más de cien veces.
Y tu nuez llenando mi boca.

Y otra vez mi sexo
ansioso,
caníbal,
que ya ha olvidado
que en otro tiempo fue
azul
y violento.

1 comentario:

The Wild Rose dijo...

eres toda poesía... y toda amor, si acaso no son la misma cosa.