lunes, julio 16, 2007

La armonicista sin armónica

ARMÓNICA: instrumento que me produce armonía.
He vuelto a estar en armonía con el mundo, pese al provisional estado de caos. La armonía reinó sobre el estado de caos. Los elementos han vuelto mágicamente a colocarse en su lugar. El lugar necesario para todos, el lugar correcto, el lugar deseado por mí. Cuando menos lo esperaba. Debido únicamente al embriagador sonido de una armónica venida desde Madrid (desde mí misma), desde el Missisippi de los años 40...

1 comentario:

La Oruga dijo...

La misma armonía que suena aquí, en el zumbido insostenible de mis tímpanos, en este corazón de casa.