miércoles, septiembre 14, 2011

Lágrimas del Cantábrico, lágrimas saladas

Sin saberlo escribiste una canción para mí:
instrumental, un tema de surf.
Una canción que no necesita más letra que la del título,
ni más que tu lengua para secar mis lágrimas.

Ahora lejos del mar
ya no lloro,
pero te recuerdo tocandome esta canción
y te imagino bañándote en alguna playa asturiana
sin mí.

He comprendido que estás hecho de agua salada,
por eso me he fundido tan bien en ti.

3 comentarios:

InfusionDeLotoNegro dijo...

Y esto que haces tú es una canción para él, que quizás no oiga nunca, pero que muy seguro será cantada por las sirenas, y el concierto de las olas…


Saludos desde la casa de la Duquesa, con niño/cerdo recién nacido incluido ;)

Bellota dijo...

A mi nunca me han dedicado una canción, que se siente??

begusa dijo...

las canciones suelen perder color con el tiempo... así que no te preocupes mucho por eso...