miércoles, junio 15, 2011

Haiku desordenado

¿Y qué puedo hacer yo
si mis deseos
no son más que desórdenes?

5 comentarios:

begusa dijo...

pues ordenar tus deseos... o desordenarte tú un poco...

The Wild Rose dijo...

7(6+1)-5-6(7-1) en realidad. Bonito haiku desordenado...

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Hasta lo he rebautizado...

dEsoRdeN dijo...

Y a mi que me gustan tus deseos...

Anónimo dijo...

Muy sencillo: leer esas cuatro paginitas que están en el Zaratustra y que llevan por título "De la redención". Ahí se puede ver cómo la voluntad (esa eterna e improductiva resentida) y sus deseos no son más que veleidad y capricho. El orden está en el hacer (incluso en contra de la voluntad y por honor de una voluntad más fuerte).

Firmado: un paraíso artificial y selvático.