domingo, diciembre 05, 2010

Lost

Pierdo libros que no son míos,
cables USB,
platos,
gorros de lana,
papeles importantes.
Pierdo autobuses y metros, constantemente.
Pierdo la paciencia,
pierdo la cabeza,
pierdo el sentido cada vez
más a menudo.

Pierdo la conexión:
Te pierdo, te recupero, te vuelvo a perder.
Te pierdo, te recupero y te vuelvo a perder.

He perdido el control.

Aunque lo único que importa
es que estoy perdida,

y eso ya no tiene remedio...

7 comentarios:

Helenaconh dijo...

gracias por lo que dices y por lo que callas; yo también callo bastante por donde paro

dEsoRdeN dijo...

Para andar por el mundo va bien perder la vergüenza y la cabeza...

Bellota dijo...

Pierde los papeles también. La razon y las ganas de comerte el mundo.

Pero no pierdas nunca el sentido del humor!

samsa dijo...

pues me pierdo contigo entonces

Guaju dijo...

Quizá sea, simplemente, una mala racha...
Mira qué dice Galeano al respecto...

Mientras dura la mala racha, pierdo todo. Se me caen las
cosas de los bolsillos y de la memoria: pierdo llaves,
lapiceras, dinero, documentos, nombres, caras, palabras. Yo
no sé si será gualicho de alguien que me quiere mal y me piensa
peor, o pura casualidad, pero a veces el bajón demora en irse y yo ando de pérdida en pérdida, pierdo lo que encuentro, no encuentro lo que busco, y siento mucho miedo de que se me caiga la vida en alguna distracción.


Saludos desde las Asturias.
Guajuca.
:P

Anónimo dijo...

Contra el vicio de perder, la virtud de encontrar.
Se acaba perdiendo todo, menos la palabra.

Arenas dijo...

Curioso que no encontrases mejores palabras; curioso después de leerte.