viernes, octubre 01, 2010

Serena

Las cerraduras son muy sabias y las llaves para quien las merece.

5 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Sería genial un mundo sin cerraduras, pero eso es una estúpida utopía mientras exista una sola persona sobre la faz de la tierra...

y si el miedo... dijo...

Eso hace de lo que hay detrás de la cerradura algo muy valioso, únicamente apto para los que están dispuestos a esperar para merecerlo.
Un beso

Anónimo dijo...

Si interpreto lo que ha escrito desde un punto de vista erótico o, sencillamente, sexualmente animal: ¡totalmente de acuerdo! ¡Toda una tautología!

Con humildad de cariñoso asfalto,

Ans.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Siempre todo ha de interpretarse así, asfaltado anónimo...

Indalecio dijo...

Perfecto.