jueves, abril 17, 2008

Aniversarios

Recuerdo con exactitud en qué instante empecé a quererte
y si cierro los ojos puedo recordar en que momento empezaste a amarme tú,
más tarde.

Pero no puedo,
no soy capaz de recordar,
ni aún a punta de pistola,
cuándo desapareció el último resquicio de mi amor.

Y no sé que es más triste,
haber dejado de quererte
o no recordar cuándo sucedió.

2 comentarios:

paupablo dijo...

Hola Grace, pero ¿y cómo se resucita?


Yo no sabría decir en qué momento empecé a amar, o tal vez sí.

0nironauta dijo...

Si lo comparamos con la edad del Universo, es fácil poner un punto rojo en la línea del tiempo, que abarque toda tu vida y decir "está usted aquí".

Pero claro, a escalas tan grandes no nos da ni pena.