miércoles, diciembre 19, 2007

Y ya no duele

He enviado todas las cartas que nunca me escribiste
He llenado de grafittis tu portal
He tachado tu nombre en mi agenda
Me he tatuado la planta de los pies para no olvidar
He copiado cien veces NO en mi cuaderno
He bailado nuestro último tango en París
He derramado mi última gota de veneno sobre tus zapatos
He soplado sobre las cenizas de nosotros que dejaste
Y después he pedido un deseo...

1 comentario:

The Wild Rose dijo...

El universo un día también pidió un deseo

entonces naciste tú, pequeña estrella