martes, octubre 23, 2007

Canto a tí mismo

No me llames más
ni vengas a verme al trabajo
o a buscarme a casa.
¡Olvídame!

Pero si de verdad quieres encontrarme
búscame en los bares más oscuros.
Allí estoy,
todas las noches,
bebiendo,
con la esperanza de poder vomitar
la mierda que he tragado.
Sí,
allí estoy,
todas las noches,
fumando,
sola,
esquivando las miradas lascivas
de hombres deseperados
que ven en mí,
igual que tú,
un salvavidas al que agarrarse
antes de pincharlo
y destrozarlo por completo.

Lo expresaba muy bien Walt Whitman
"Si quieres verme de nuevo,
búscame bajo la suela de tus zapatos"

1 comentario:

La Oruga dijo...

Amen.
Y descanse en paz.