jueves, enero 19, 2006

Primeros principios

El berode floreció justo para su llegada, por primera vez desde que vivo aquí o tal vez sea la primera vez que me detengo realmente a observarlo, la primera vez que le concedo verdadera importancia, y es una época de comienzos, una vuelta a los doce años, tal vez el momento indicado para colgar MI EVA de Klimt, sin prisa y con la ceremonia que tal acontecimiento requiere, por eso vuelvo a la escritura de corrido, al caos, al pudor, en esta tirada de unos, de principios, de hombres viriles, pero con esquemas femeninos y mujeres completamente masculinas, sin perder ni un ápice de su feminidad y mi piel muda y somatiza como este blog...

4 comentarios:

Azena dijo...

justo hoy paso por aquí después de mucho tiempo... y me encuentro con mis hermanas y con la que fue la única... un mes después...

tengo ganas de verte :-)

Golfo dijo...

Ver sacrum pues.

Un placer volvera verla... los bomberos ya miraban mosqueados desde el horizonte.

The Wild Rose dijo...

Klimt no lo sabía, que te estaba dibujando a ti, y por eso tuve que explicárselo.
Asturias tampoco sabía que yo iba a volver y por eso el berode tuvo que florecer para mi llegada.
Los hombres no saben que en realidad son mujeres ni las mujeres que son hombres en el fondo, por eso nos seguimos riendo de Freud y de nuestras fantasías.

0nironauta dijo...

Todo escritor está siempre en el borde del acantilado de la frustración...