domingo, febrero 24, 2013

Echar-te

Te eché de menos durante mucho tiempo, más del que nunca imaginé.
Luego eché de menos echarte de menos.
Pero dejé de hacerlo.

5 comentarios:

Eva y la manzana dijo...

La melancolía es el llanto del recuerdo, solo que a veces llega a empañar la realidad. Llegué a creer que el "echar de menos" era mejor que el vacío, pero al final situación acaba siendo la misma. Una gama de colores distinta para el mismo cuadro. Tú.
Un beso

dEsoRdeN dijo...

...y le acabaste echando del todo...

alicia perez roldän dijo...

Nunca es tarde para echar de menos

alicia perez roldän dijo...

never too late to miss someone

Anónimo dijo...

Qué bueno! esa es una cosa que a mí siempre me ha inquietado. Cuando se termina una relación, no sé que nos da más miedo, si el dolor de perderla o el dolor que sospechamos ante la futura posibilidad de contemplarla con la misma indiferencia con la que vemos el resto de nuestras relaciones pasadas.
Samsa