jueves, diciembre 01, 2011

Paradojas

Pienso que los hombres no me toman en serio por mi aspecto,
porque soy guapa
y que me iría mejor si no lo fuese.
Pero no es verdad
ni siquiera soy guapa,
sólo soy
muy llamativa.

Pienso entonces que los hombres no me toman en serio
porque soy muy llamativa
y que me iría mejor si no lo fuese.
Pero no es verdad,
es obvio que hago todo lo posible para parecer llamativa
o exhuberante,
porque temo que si no lo soy
los hombres no me tomarán en serio.

Supongo que nadie me tomará en serio
hasta que no lo haga yo
y no estoy por la labor.

4 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

No sé cómo, pero casi oía la voz narrando.
Como un monólogo.
Me encanta el ritmo y la sencillez.

amanda dijo...

Redonda :-)

dEsoRdeN dijo...

En serio, hay que tomarse en serio; no es ninguna broma...

Eva y la manzana dijo...

Se hará lo que se pueda o lo que se quiera al menos ;)
Tomar en serio a alguien es cuestión de oídos y mente abierta...
Un beso!