miércoles, octubre 12, 2011

Tempestades

En medio de este naufragio, sus palabras fueron una balsa.

4 comentarios:

Bellota dijo...

Vamos Robinsona, ya queda poco para llegar a tierra!

begusa dijo...

pero una balsa suave y fuerte? o una balsa que resultó estar podrida?

David C. dijo...

ocurre con las personas más sabias.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Bellota, lo sé, ya no queda nada :)
Begusa: Unas balsas muy confortables y resistentes. Y uso el plural porque este sus es "de ell@s"
Has dado en el clavo, David.