sábado, enero 30, 2010

Destino

- Tú y yo estamos condenados a enterdernos.
- ¿Y eso es malo?

6 comentarios:

begusa dijo...

las condenas siempre son malas... aunque a veces se acaben sin que nos hayamos dado cuenta de ello...

Guaju dijo...

Eso es la hostia!!!
Una de esas pequeñas cosas, y bonitas, que de cuando en cuando nos regala la vida...

Estepa Grisa dijo...

A veces no es suficiente. Aún pueden estropearlo.

Libertad Kaiser dijo...

caguica!

The Wild Rose dijo...

Es malo, pero es sanisísimo. Casi como una piza desgrasá.

Nalda dijo...

Entenderse siempre es satisfactorio. Respetarse es imprescindible.

Besos