martes, octubre 20, 2009

Hermosos y vencidos

A veces soy cruel y vanidosa y disfruto humillándote. Eso me dicen. Pero tú nunca dices nada. Y yo sigo apurando el fino y resistente hilo que nos une, esperando que algún día te rebeles y me reproches, porque eso significaría que te importo, que al menos lo he hecho alguna vez.

Sé que me ciego y sólo veo mis heridas y las relamo con placer hasta infectarlas.Y juro que busco signos en tu piel de que tú también lloraste, pero todo está igual de muerto que siempre.

Y tú apuntas en tu cuaderno todos los nombres, pero nunca dices nada.Y yo sigo dándote nombres que apuntar, esperando que un día quemes las hojas delante de mí.

Sé que me miento y no te he perdonado. Pero tú a mi tampoco. El día del Juicio final, tal vez nos encuentren como en esa novela de Cohen, Hermosos y vencidos.

6 comentarios:

caleteador dijo...

Y porque te duele concederme la existencia,y al final de puro azuzar la yesca llegar a encender el fuego y allí donde todos los extremos se toquen, amor y rencor hagase el Amor.No si , cada vez Grace, me pareces más una romantica.
esplendido post, de ritmo , de todo.
-Jose-

The Wild Rose dijo...

Mejor que no os encuentren. Mejor esconderse.

a-escena dijo...

Duele este bello texto.

peter dijo...

iba a escribir algo rapido como suelo hacer (eso de comentar no me gusta). que si "joder" "guai" "esta genial" pero de vez en cuando suelto alguna frase que no tiene sentido, porque la mayoria de comentarios que leo por los blogs me suenan asi; "que lluvia dorada, oh gran texto" "magnificas palabras tatuadas en las alfombras". pero hoy no.

que tanta letra escrita aqui significa que me has hecho releerlo unas cuantas veces. que me has inspirado un rato. que hablar sobre ti y explicar lo que esta fuera, mas alla, alli, lejos, es dificil de cojones.

y...

joder, magnificas palabras tatuadas en las alfombras

:-)

begusa dijo...

a mí también me resulta imposible no buscar pistas por todos lados que indiquen algo, lo que sea, para bien o para mal... pero tú sigues ahí, muerto... y yo no puedo evitar sentirme estúpida...
(nota mental: ¿hay algo más ridículo que saber dónde está el santo grial y no ir a por él?)

guitarboy dijo...

... tal vez un día
descubriremos las cartas
que están boca abajo
sobre la mesa
y se completen
nuestras colecciones
de realidades exóticas..