miércoles, mayo 27, 2009

Lo tatuaré en el mástil de tu guitarra
cuando no me veas:
“El cobarde es un fingidor”

3 comentarios:

Jerrie Cobb dijo...

Reveladora, la guitarra.

a-escena dijo...

Pues creo que si...
pero...lo leerá?...o volverá los ojos?.

The Wild Rose dijo...

Los tatuajes alteran los acordes, eso no hay quien lo dude.