jueves, enero 29, 2009

A veces ,
me quitas la ropa, despacio
y yo me quedo inmóvil,
y tiemblo
y espero que tú hagas,
y tú me miras en silencio,
y consigues que me salga de este cuadro de Balthus
en el que habito.
Y te cuelas en la canción que suena en mi cabeza,
mascullas palabras en tu inglés de Newcastle
que no logro entender.
Y te acercas por detrás
y me dices, en voz muy baja,
que me quieres.
Y yo nunca me he atrevido a preguntarte
a quién,
a cuál,
de entre todas las mujeres que soy ,
es a la tú que amas.

6 comentarios:

The Wild Rose dijo...

Es radicalmente cierto. Habitas un cuadro de Balthus.
Necesito escuchar esto.
Bss.

La Oruga dijo...

A veces,
te quitas la ropa
y escribes estas cosas
despacio, tal vez despacio...
y no sé a cuál de todas las mujeres
que eres
hay que agradecérselo ;)

0nironauta dijo...

A la mujer niña.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

La mujer niña o la niña mujer, nunca he conseguido distinguirlas os lo agradece a los tres (y se ha puesto colorada)

jorge dijo...

Esta creo que es la continuacion.

Y creo que la palabra mujer tiene que ver.

Me gusta que habites un cuadro de Balthus.

¿Ando muy descaminado?

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Esto era un paréntesis. Frío, frío.
Y la palabra mujer siempre tiene que ver...