miércoles, junio 11, 2008

Caducidades secundarias


Si congelamos un momento bello en nuestra memoria,
conseguimos hacerlo imperecedero.

2 comentarios:

Von Savigny dijo...

Ten cuidado no romper la cadena del frio jijijijijijijiijijijiji

The Wild Rose dijo...

Lo malo es que cuando congelamos los recuerdos se vuelven peligrosamente hermosos. O así decía Stendhal.