jueves, julio 06, 2006

Mil perdones ( y una venganza)

Te perdono tus neuras, tus adicciones, tu ego,
te perdono la incertidumbre, las verdades a medias,
te perdono tus elogios, aún sabiendo que eran de verdad
te perdono las lágrimas derramadas, las esperanzas que he tenido que reciclar,
te perdono los abrazos que me diste, los que me hiciste darte, los que no pudimos evitar darnos,
te perdono tu cobardía,
te perdono la película que nunca vimos, la que no vimos entera porque nos dormimos y la que nunca dirigiste para hacer de mí una actriz famosa,
te perdono tu horfandad y mi corazón seco,
te perdono que vinieras con ella, que no me avisaras, que no contestaras a mi último mensaje,
te perdono que volvieras con ella,
te perdono incluso que no sepas tocar ningún instrumento y que nunca me presentaras a tu padre,
te perdono TODO,
excepto que me arrebataras lo único que era mío,
silenciosamente,
sin preguntar, sin avisar.
No te perdono porque no entiendo de qué te sirve a ti
y yo he tenido que replantearme todo desde que me di cuenta que lo tenías tú.
Pero no te preocupes,
algún día te perdonaré,
porque lo estoy reconstruyendo,
yo sola (sin cirujía).
Y además me he vengado,
he decidido usar el vestido de Marilyn para ir a la playa...


http://graceenelpaisdelasmaravillas.blogspot.com/2005/10/el-vestido-de-marilyn.html

6 comentarios:

La Oruga dijo...

Y van tres venganzas...

Ella dijo...

Y una pintada con un graffiti rojo.
Y un complot por follar injusticias (y lo que se tercie).
Y un disfraz de heroína con vestido blanco.
Y una persecución.
¡Y esa Revolución!
¡Y tu fuerza, y la mía y la suya y la de ella!
¡Y LAS VENGANZAS QUE HAGAN FALTA! ¡Y LOS COMANDOS NECESARIOS PARA LIBRAR EL MUNDO DE CANCIONES AMARGAS!
¡Y AGÁRRENSE LOS MACHOS QUE HAYA VAMOS!¡PISTOLAS EN LOS DIENTES, CUCHILLOS EN LA LENGUA Y FLORES EN LOS PECHOS!
CARRUSEL AFECTIVO Y... un, dos, tres ¡LA VIDA!

Y tu mano y la mía y la suya y la de ella. No lo olvides, niña.

The Wild Rose dijo...

Si le perdonaras todo, ¿qué quedaría de él? Brindemos por todos aquellos que -aún sin saberlo- nos amaron.

0nironauta dijo...

Cómo está la cosa...

Cuidado con Grace, género masculino.

-y con su cuarilla-

Pekado dijo...

Yo solo perdonaria lo que no tiene valor para mi ya, aquello que no me afecta, que no me hace sentir lo puedo perdonar... para lo demas... para lo demas la venganza, la ironia y el cinismo, servidos en frio o en caliente y regados de vez en cuando con un caldo de lagrimas amargas, así hasta que se pueda perdonar por que no quede nada.

Pero es solo mi modo de pensar

elangeldelasmilvioletas dijo...

Muy bueno, cosas que perdonamos por tontas y vengamos por renconrosas....un beso, felicidades por el blog