viernes, junio 11, 2010

Mutante

Me dicen la mutante
porque transformo mi fragilidad en aspereza.
Me dicen la mutante,
porque camino descalza entre los restos de tus botellas vacías
y no me corto.
Me dicen la mutante
porque soy todas esas a las que nunca has visto
porque sólo existo
en las películas de ciencia ficción.

Me dicen la mutante
porque sueño todas las noches que me secuestras
y me atas a tu cama con cuerdas de guitarra.
Me dicen la mutante
porque escribo decálogos y manifiestos abruptos
o porque tengo el cuerpo repleto
de escamas.

Me dicen la mutante
porque leo poesía con metrónomo,
porque sólo hablo de sangre y deseo.
Me dicen la mutante
porque me desgrano
y me duele.

Me dicen la mutante
porque yo era una Hohner ,
modelo Blues Harp
diatónica,
color café,
y acabado en madera.
Y tú me subastaste por Ebay.

Me dicen la mutante porque me compro
las dosis de cariño
que venden en los museos para parejas
y me las inyecto de tres en tres.
Me dicen la mutante porque investigo
en la vacuna del síndrome de Stendhal
a jornada completa.

Yo soy la mutante,
la anacrónica
la que asusta a los hombres,
la que respira con las orejas en tus conciertos,
la que duerme con un gato naranja,
la que se alimenta de metales oxidados,
la que sale borrosa en todas las fotos.

Me digo la mutante,
todas las mañanas frente a espejo,
nada más levantarme.


*porque hoy hace un año, porque además de tu cumpleaños es nuestro aniversario...

4 comentarios:

jesus dijo...

qué maravilla, cada palabra en su lugar exacto...

Libertad Kaiser dijo...

SNIF............comamos tarta (me autoinvito, por supuesto):
***************************************************************************************************************

Me digo la mutante,
todas las mañanas frente a espejo,
nada más levantarme.

dEsoRdeN dijo...

Joder! Pedazo de texto! Me ha encantado

begusa dijo...

lo siento... pero ni siquiera un lo siento me sale... sólo una mueca :(